Online

24/7 knowledge networking from feed to food

blog

AGUA DE BEBIDA EN CERDOS, CALIDAD E HIGIENE

El agua es un factor predisponente, cuantitativa y cualitativamente, de una serie de patologías de diversas etiologías: bacteriana, vírica, parasitaria y química, por lo que es un elemento clave en todo programa de bioseguridad y un punto crítico que debe formar parte de todo APPCC .

El control de la calidad del agua de bebida es importante por rentabilidad y por seguridad. Además, es uno de los parámetros básicos de certificación de una granja, por lo cual tenemos que normalizar, protocolizar y realizar la trazabilidad de la misma.

Existe una relación directa entre consumo de agua y consumo de pienso. Los cerdos beben más del doble de agua que pienso consumen, pero durante periodos de calor aún es mayor esta proporción. El consumo de agua se incrementa con la edad de los animales, aunque decrece como porcentaje de su peso corporal.

Como los cerdos son animales de hábitos, cuanto antes aprendan dónde está el alimento y el agua, más van a rendir en un futuro

Y aunque el sentido común ya nos indica que los cerdos deben tomar agua de calidad, asegurar que esto suceda necesita un esfuerzo diario del encargado de la granja, no olvidando que cuando llegan al cebadero, se encuentran estresados, por los cambios experimentados, por lo que el correcto manejo del agua debe ayudarles a mantener la integridad del intestino desde las primeras horas.

El cerdo debe de encontrar fácilmente en todo momento con un flujo suficiente y a temperatura correcta. La Tª del agua debe de ser fresca en verano y templada en invierno.

Los cerdos deben tener acceso libre de forma continua a un suministro de agua limpia y de calidad, por lo que es preciso un riguroso control desde su captación hasta que es ingerida por ellas.

La calidad del agua se determina por análisis microbiológicos y físico-químicos, los cuales deben valorarse desde la experiencia del veterinario clínico.

No existen tablas de valores oficiales para agua de consumo animal y aunque se suelen usar como referencia los valores que aparecen en las tablas del R.D. 140/2003 para agua de consumo humano, no se puede comparar la longevidad en la vida de un hombre y un animal, por lo que los parámetros no pueden equipararse.

Al mismo tiempo la legislación no ha tenido en cuenta que son los mismos cerdos los que contaminan los sistemas de agua. En todo caso es importante seguir los valores microbiológicos cuando se trate del agua para lechones.

Beber-agia-cerdo.pngAl hablar de calidad del agua de bebida tenemos que valorar que depende del uso que se le va a dar.

  • Mientras que una cerda reproductora o un cerdo adulto en cebadero puede beber un agua con cierta cantidad de gérmenes y no le pasa nada, en un lechón recién nacido o de destete esto representa una diarrea segura.
  • Lo mismo sucede con los parámetros físico – químicos de la legislación que no hace falta cumplirlos estrictamente, ya que todos los estudios realizados se han hecho en humanos como hemos recalcado antes, y el objetivo en porcicultura es no tener problemas sanitarios y producir de forma eficiente.

Punto-1.png CALIDAD MICROBIOLÓGICA DEL AGUA DE BEBIDA

Bacterias-1.pngEl agua de bebida puede ser vehículo de algas, bacterias, virus, protozoos y parásitos de origen fecal, de contaminación ambiental o de otras fuentes.

Contaminación microbiana

Virus-1.pngLa contaminación microbiana provoca:

  • Diarreas
  • Mortalidad
  • Mayor gasto en tratamientos
  • Disminución de los rendimientos productivos.

Además, debido a su importancia desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, podríamos concluir que lo deseable en una explotación porcina, sería niveles próximos a cero en cuanto a la concentración de bacterias.

La contaminación microbiana del agua de bebida puede tener su origen en la propia fuente de suministro o bien haberse producido durante el sistema de transporte, almacenamiento, o en el mismo bebedero.

Esto, que no ocurría en los chupetes, si se puede dar en las cazoletas. Y ocurre mucho más en las tolvas holandesas, ya que, si hay gérmenes en el agua, al juntarse con restos de pienso, encuentran un medio ideal para multiplicarse. Y en los cada vez más frecuentes sistemas de tolva intermedia o danesa, el riesgo es aún mayor, al igual que en granjas con alimentación liquida.

Debido a que los microorganismos tienen gran capacidad de crecimiento y multiplicación en todo el sistema de agua, tenemos que insistir en la importancia de la limpieza del mismo y la eliminación del Biofilm.

Punto-1.png ANÁLISIS MICROBIOLÓGICOS. GÉRMENES INDICADORES

Agua-bebida.pngPara los análisis sobre la calidad microbiológica del agua de bebida se eligen, como aviso, unas bacterias determinadas llamadas gérmenes indicadores, a partir de las cuales deducimos la contaminación del agua.

La elección de las bacterias indicadoras de una contaminación fecal se basa en que:

  • Su número sea elevado y es de fácil aislamiento e identificación.
  • No sean patógenas en condiciones normales.
  • Estén presentes en la flora de animales sanos, en heces de homeotermos de forma exclusiva y cuando haya microorganismos patógenos intestinales.
  • Sean incapaces de reproducirse fuera del intestino, y su supervivencia sea igual o superior a los microorganismos patógenos.

Para la especie humana, estos parámetros en el punto de captación son los siguientes (R.D.140/2003):

Recuento-aerobios.png

Nos gustaría señalar que, en nuestra opinión, estos valores son ilógicos puesto que, como ya hemos expresado antes, influye qué tipo de animal está ingiriendo esa agua.

Además, estos valores se refieren al punto de captación, y hay que tener en cuenta que los animales contaminan el sistema de distribución de agua, por lo que el valor en el punto de consumo de los animales puede ser muy diferente.

Los análisis microbiológicos han de realizarse por la norma UNE EN ISO correspondiente, no considerando de valor el sistema clásico, barato y estadístico de “Número Más Probable” (NMP).

Ecoli.png

De todas formas, en la interpretación de un análisis de este tipo hay que obrar con sentido común.

Por ejemplo, si en una explotación con cerdos adultos tuviéramos un recuento de Coliformes o Clostridios de < 3 ufc/100 ml, en principio podríamos considerar que esto no provocará problemas; sin embargo, como medida de precaución, lo más lógico sería elevar ligeramente la dosis de biocida hasta corregir la situación para no provocar problemas digestivos a los cerdos.

Los parámetros microbiológicos a considerar son los siguientes:

 1.- GÉRMENES AEROBIOS A 22 ºC  

Son indicadores de contaminación microbiológica general, mostrando la flora no patógena de contaminación de superficies y ambiental. Reflejan la suciedad general provocada normalmente por polvo ambiental.

Normalmente están en granjas con un mal mantenimiento del sistema de agua (balsas al aire libre, depósitos sucios o abiertos al aire y al polvo ambiental). Aumentan de forma importante cuando los depósitos interiores no tienen tapa o malla de rafia de protección.

Nosotros no creemos que tengan tanta importancia como se afirma y nunca los hemos considerado un buen sistema para evaluar si un biocida es eficaz o no. En la legislación se exige, como valor paramétrico, 100 ufc/ml pero al principio de la distribución de agua, posteriormente pide “sin cambios anómalos” lo cual se puede interpretar por el técnico de forma totalmente subjetiva.

  2.- COLIFORMES TOTALES  

Es un grupo perteneciente a la familia de las enterobacterias fermentadoras de la glucosa, pero, además, fermentan la lactosa a 37 ºC.

Fueron propuestos como indicadores de patógenos. Se encuentran en vegetales, residuos animales y suelo.

Algunos autores dan como nivel...

Do you already have an account? Log in here

Posted in: Animal health Swine

Join the discussion

0 comments

To read and post comments you need to login or register